¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal? 

Enfermedad inflamatoria intestinal

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal? 

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

Es una afección inflamatoria de tipo crónico y autoinmune que engloba dos trastornos: la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Afecta principalmente a personas jóvenes entre los veinte y treinta años, pero también puede ser diagnosticada en personas mayores e incluso en niños; esto se debe a que el sistema autoinmune esta más activo durante la juventud.

¿Cuáles son los síntomas?

 Los síntomas más comunes que experimenta los pacientes son:

  • Diarrea
  • Sangre en heces
  • Cansancio
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito y peso.

Pero, en el caso de la enfermedad de Crohn también se pueden manifestar síntomas extraintestinales como lesiones en la piel y dolores articulares.

Normalmente ambas enfermedades se las ha considerado idiopáticas, esto quieres decir que no sabemos con exactitud el origen. Sin embargo, la ciencia y la tecnología nos ha permitido en los últimos años tener avance en el conocimiento de estas enfermedades”, comenta el Dr. Fernando Jurado gastroenterólogo de Endoscopynet by IECED de la ciudad de Quito.

¿Cómo se diagnostica?

Primero, se inicia con la sospecha clínica, que llevará al médico a realizar una calprotectina, que es un análisis de heces en el que se mide la concentración de calprotectina en heces con la finalidad de detectar inflamaciones, si el valor supera al umbral establecido de 200 miligramos, entonces es muy probable que es paciente padezca de la enfermedad inflamatoria intestinal. Luego de esto, se suele pedir una endoscopía y colonoscopía, para que el médico pueda observar todas las lesiones de esta enfermedad.

Con la colonoscopía el especialista podrá explorar y observar el interior del recto, colon e íleon terminal y para su realización se requiere de una preparación importante.

Endoscopia-digestiva

Tratamiento

Lamentablemente no existe una cura para esta enfermedad.  En la mayoría de los casos, los pacientes ven su vida reducida si la afección no está controlada. Sin embargo, Jurado asegura que, si se sigue una dieta y tratamiento adecuado, los pacientes pueden tener una vida normal. “Los pacientes portadores de esta enfermedad obviamente deben de tener una vida en donde hay que adaptarse a una dieta un poco más específica, no pueden consumir de todo por el grado de inflamación del intestino, deben de guardar una dieta donde debe de haber una reducción de grasas, lácteos, y deberían de mejorar la cantidad de ácidos grasos de cadena corta”, menciona el especialista.

 

¿Tienes dudas? Escríbenos

    Share this post